ESP
sábado, 16 de diciembre de 2017
Saludo de la Dirección
Visitas 1
Invitados a “compartir y multiplicar”


Comenzamos este curso con muchas novedades y vamos a fijarnos y a comentar alguna de ellas porque es importante tenerlas en cuenta.

Como se comunicó en la carta enviada en agosto, las Salesianas en España han dado un gran paso al unificar todas las antiguas zonas (cuatro) y quedar en una única zona o Inspectoría, bajo el nombre de María Auxiliadora y sede en Madrid, en Villaamil. Cambia por tanto la organización que hemos tenido en estos últimos años y nos enfrentamos a un nuevo funcionamiento con los retos y oportunidades que nos trae.

 “Compartimos para multiplicar”, que es el lema que vamos a trabajar este curso en las 42 escuelas de Salesianas repartidas por toda la geografía nacional. Es una riqueza que tenemos que valorar y aprovechar en su justa medida; en los próximos años iremos disfrutando de los pasos que logremos dar en este camino de unidad.

Otra novedad a la que quiero referirme en este comienzo de curso es la carta pastoral que los obispos de nuestras diócesis nos ofrecieron al final de curso pasado, en la fiesta de Pentecostés, con el título “Me enseñarás el camino de la Vida”, desafíos contemporáneos de la educación. Con muy buen criterio, nos

invitan a una reflexión seria sobre lo que queremos que sea la educación en nuestra sociedad, algo que está en debate público constante, desde la perspectiva de la importancia de actualizar y mantener una propuesta de educación cristiana, siempre presente, útil y necesaria, hoy más que nunca.

En esta carta (colgada en la web del colegio) nos hacen pensar y reflexionar sobre la importancia de la educación, sobre la responsabilidad que cada parcela o parte de la sociedad tenemos en este campo, porque para construir una sociedad sana y cada vez más humana, la educación es una pieza fundamental.

Os invito a leerla, sobre todo porque nos da pistas muy valiosas sobre el papel irrenunciable que las familias tenemos en este ámbito tan importante para el desarrollo de nuestros hijos e hijas.

En la conclusión del documento los obispos recalcan la necesidad de la colaboración de todos los ámbitos sociales para trabajar por una educación que es capital para lograr la felicidad de las personas y para el desarrollo y el futuro de nuestra sociedad. A lo largo de la historia, la Iglesia siempre ha estado presente en el camino educativo ofreciendo, con sus luces y sus sombras, lo mejor de sí misma para alcanzar estos objetivos.

Hoy, la Iglesia, desde el diálogo, el respeto, el servicio y la colaboración está llamada a ayudar a las familias en esta tarea de educar a las nuevas generaciones; está llamada a servir a la sociedad en la edificación de un mundo más humano y fraterno, en el desarrollo de una cultura que promueva la verdadera dignidad humana y no margine a los más necesitados.

Además de estas dos grandes novedades que acabamos de comentar, tenemos entre nosotros al comienzo de curso caras nuevas entre Hermanas, profesores familias y alumnos. Serán compañeros en este viaje que iniciamos con la idea de “Compartir para Multiplicar”.

Os invito a que hagamos el esfuerzo de salir de nosotros mismos, de integrar a los que llegan, de acoger y respetar a todas las personas que formamos la gran comunidad educativa de nuestro colegio, para construir y hacer realidad, en pequeña escala, esta sociedad más humana, inspirada en valores humanos y cristianos, que se nos propone como “gran reto”. ¡Feliz curso para todos!

 Enrique Jiménez Forcada

Director Titular

 

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad